El sonido de la ausencia 

Por Ignacio Ibarra

          El sonido de la ausencia, primer libro del puertorriqueño Jesús Adrián Zambrana, presenta un conjunto de escritos (algunos podrían considerarse cuentos, mas el autor afirma que son relatos sin perspectiva de género), en los que se puede afirmar que se narra con conocimiento de causa una novela fragmentada, como un mosaico virtual en el que cada pieza es una imagen de la realidad, desde lo onírico y lo alucinante. Cada relato es una arista de Ignacio y otros personajes que construyen la trama. Quizás esta es una historia que se va develando de escrito a escrito o tal vez cada relato es una máscara para ocultar la historia que los ensambla.

        El sonido de la ausencia entrampa al lector en oscilaciones rápidas e intensas, de una mente que divaga, que sueña, que alucina; en fin de una mente que vive y muere al mismo tiempo. Una lectura que nos lleva a recrearnos a través de letras cargadas de humo y una banda sonora interpretada con palabras, con ritmos que van desde los Rolling Stones y el siniestro “Paint it black”, hasta la fatal búsqueda de Alfonsina bajo las aguas del mar. Lo sensorial, estados alterados de consciencia, los límites de lo real trazados desde la capacidad de los personajes de percibir la realidad, convidarán al lector a una reflexión lúdica de la vida, muerte y amor, interactuando entre sí.

          Zambrana, en bocanadas de prosa cuidada y poco simple, nos ambienta en un viaje narrativo que nos lleva por el colorido misterio de Nueva Orleans, pasa por espacios tan universales como anónimos y otros tan boricuas como la isla de Caja de Muerto, hasta llegar a un paraje impreciso de intriga internacional, un tributo personal del autor a dos argentinos maestros en sus artes respectivos: Julio Cortázar y Gustavo Cerati.

          Para aquellos lectores que buscan tramas con personajes de carne y hueso, con defectos y epidemias, suicidios, erotismo, pasiones, deseo y rabia; que buscan historias que los atrapen con leyendas urbanas, retratos de amistad verdadera y otras conflictivas relaciones, o los que disfrutan del humor que transgrede lo rutinario y rompe con los convencionalismos. También para los amantes del rock y otros buenos ritmos y para aquellos que disfrutan de “El perseguidor” y del Confort y la música para volar. Pero en especial para los que no le temen a las búsquedas, a la experimentación ni a los cuestionamientos. Todos ellos y otros más, tienen una cita orquestada por el autor, un encuentro a ciegas con la mente de Ignacio, en El sonido de la ausencia.  

ADVERTENCIA: El sonido de la ausencia contiene una fuerte dosis de muerte, sexo, drogas y rock and roll…


El sonido de la ausencia está disponible en: 

Librería La Tertulia (Río Piedras y El Viejo San Juan); Librería Norberto González y Librería Mágica, en Río Piedras; Libros AC en Santurce; Biblioservices en Hato Rey y

https://www.librosondemand.com/products/el-sonido-de-la-ausencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: