Cándido y el “Dr.” Plagio Roselló (el hijo de Pedro)

Por: J.A. Zambrana

(Derechos Reservados)

Advertencia: Si usted es penepé y carece de sentido del humor, deténgase, no lea más.

          Con un corte de pelo de “hombrecito serio”, el hijo de Pedro Ros…perdón, el “Dr.” Ricardo Roselló, realizó una larga aparición televisiva (carísima), en la que anunció que haría un anuncio y terminó anunciando nada. Dijo mucho y expresó muy poco; el clásico discurso pre-electorero, con propuestas utópicas y fantasías para pescar a los que no piensan mucho. Una peligrosa ametralladora de refritos muy similares a los que dispararon el Gobernador actual y el anterior, durante sus respectivas campañas. Roselló Jr, casi había desaparecido de los medios, ya que cada vez que decía algo públicamente, resultaba que alguien lo había dicho antes. El “Dr.” nunca otorgaba el crédito a los pensadores originales, dando la impresión de que hacía pasar la idea como propia. Después de varias imputaciones de ese tipo, que convirtieron al hijo de Roselló, en el Dr. Kevorkian de la apropiación no autorizada de ideas, me pregunto: ¿Quién será autor de lo que dijo en la tv?

***

          Dios les bendiga a todos. No me conocen, soy Cándido Incauto Della-Palma. Parece mentira, que a estas alturas de nuestro desarrollo social, todavía hay quienes juegan a la mala fe, con las reputaciones de nuestros líderes más capacitados. Hace algún tiempo, una supuesta periodista que vive en Bolivia, hizo señalamientos públicos, calumnias contra el joven doctor Ricardito Rosselló, ya saben, el hijo de Pedro. Alegó la mujer, que el buen doctor le plagió el contenido de un escrito, y al utilizarlo en un artículo que escribió para un periódico (muy imparcial) de circulación nacional. Quiero dejar claro que no voy a entrar al contenido de los artículos, eso no es lo importante, tampoco importa el hecho de que no los entendí.

          Confieso que no soy lector del tipo ávido (ni de ningún otro tipo), pero si soy de las personas que se informa antes de criticar; si no sé, sencillamente no hablo. Fue por eso que antes de despotricar como lo hago, (aun con mis limitaciones de lectura) me di a la tarea de leer ambos artículos, para hacer comparaciones y juicios propios. Resulta que sí existe mucho parecido entre el escrito de la boliviana y el excelente y muy bien redactado artículo del hijo de Pedro. Pero no son idénticos. No los pude leer completos, porque ambos me resultaron un poco largos. Pero con leer los primeros dos párrafos de cada uno (del de la mujer sólo leí el primero), fue suficiente para reconocer que el futuro gober…, perdón, quise decir: el joven Roselló (que aunque tiene los ojos de su madre, es el mismo Pedro), no se copió nada. Sí es cierto que en esos párrafos que leí de ambos, hay muchas frases escritas casi de manera exacta, palabra por palabra; pero eso no significa plagio. No soy abogado, pero busqué las leyes de autor, y aunque no me quedaron claras, muchas estaban en inglés (y soy estadista no bilingüe), pude entender, sin duda alguna, que el hijo menor de honorable ex gobernador Roselló, no plagió nada.

          Vivimos en un mundo en que las casualidades ocurren, y en el que no existe nada nuevo bajo las nubes; mucho menos ideas. Entre tantos millones de habitantes en el planeta, es posible, sin ser descabellado, que dos personas articulen lo mismo de forma exacta. No entiendo el delirio de persecución de la periodista. Si algo debe sentir, es orgullo de que un hombre de tan buena familia tan educado, como el hijo de Pedro, piense y escriba igual a ella. En vez de estar quejándose tanto, debería venir al país, pedir disculpas públicas y sumarse a la campaña de tan excelente ser humano, que el otro día salió, recortadito como su papá, a lanzarnos una indirecta por la tv. No soy de esos que se ciegan con los colores del partidismo que tanto mal nos hace, sólo hago una denuncia pública a la gente inconsciente, ya que al final del día, todos sabemos que la calumnia fue creada por la oposición colorada, que suelen usar esas redes de terror de la izquierda suramericana.

          Roselló Jr, es un científico de mucho nombre (pero muy pocos experimentos). Es cierto que no ha hecho mucho (nada) a nivel profesional, contrario a su papá, que antes de ser político, operaba niños, salvaba vidas y tenía patrimonio propio. Pero que importa la falta de experiencia y de éxito profesional, es el hijo de Pedro, ya con eso tiene; ¿es que acaso no conocen la osmosis? Es cierto también que nunca puede contestar correctamente las preguntas de los periodistas. Responde otra cosa, como si no entendiera lo que le hablan. Pero tampoco importa, sabemos de las agendas que esconde la prensa. ¿Lo han escuchado hablar? Es exquisito, me transporto a los noventa cuando lo escucho. ¡Si es que tiene la voz de Pedro! Saben que es todo un experto en eso de la madre de las células; aunque cuando hace presentaciones públicas, únicamente habla de estadidad y planes para viajar a Tennessee.

          No se queden con dudas, y hagan lo que yo, aunque no lean échenle un ojo a los escritos y publicaciones del nene del prócer (no son muchas), y se dará cuenta de su capacidad. Tiene hasta un “best-seller” que le publicó la prestigiosa editorial de la Universidad de Puerto Rico, cuando el honorabilísimo Luis Fortuño era gobernador. Todos saben que el más chiquito de los Roselló, no sería capaz de cometer falta. Tampoco se aprovecharía de su linaje familiar, como hacen otros que explotan los nombres, apellidos y las memorias de sus predecesores. Debe ser motivo de orgullo para el país, imaginar que el hijo de Pedro y Maga, tome algún día las riendas. ¡Se me sale el orín por la emoción!

          ¡Si es que lo que vimos crecer! Es el chiquitín de Pedro: Risky. Que recuerdos aquellos cuando se divertía en la playa, corriendo como loco en motoras de la policía. Que importa si era ilegal, que bien la pasaba el nene de Pedro. No podemos permitir que esos demagogos del cuarto poder, esos elementos disociadores y amarillos nos laceren las figuras importantes. Detengamos a los que se esconden detrás de una muy injusta y mal usada libertad de expresión, que debería ser limitada y restringida. Hagámonos respetar y defendamos a nuestros hombres grandes (aunque aún les falte mucha estatura). Los dejo con eso para que reflexionen, y una vez más, que Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: