Los milagros de Francisco

Por: J.A. Zambrana

(Derechos Reservados)

Advertencia: Si usted es religioso fundamentalista, no siga leyendo, podría sentirse ofendido. ¿Sabe qué? Mejor lea y oféndase.

fundamentalismo-religioso

          Hace unos días puse en una red social, una imagen del Papa Francisco con una cita suya que decía lo siguiente: “No es necesario creer en Dios para ser una buena persona. En cierta forma la idea tradicional de Dios, no está actualizada. Uno puede ser espiritual pero no religioso… Algunas de las mejores personas en la historia, no creían en Dios, mientras que los peores actos se hicieron en su nombre”. La cita iba acompañada de una línea mía que decía: “Este Papa me cae bien. ¡Por mi madre que tiene que ser ateo!”. Las primeras reacciones no me sorprendieron, algunos amigos y familiares coincidían en las buenas cualidades del religioso. Hasta que de momento una vieja amiga comenta: “El falso profeta, abriendo paso al Anticristo”, eso lo cambió todo. De inmediato otros familiares y amigos comenzaron un bombardeo de opiniones y fotos de páginas de la biblia, con citas contradiciendo las palabras del Papa y condenando a aquellos que no creen en el dios de los cristianos que, irónicamente, es el mismo dios del Papa Argentino.

intolerancia-religiosa

          Antes de continuar quiero dejar claro que no soy religioso. Soy de los que no cree ni en dioses ni espíritus santos ni mucho menos en vírgenes embarazadas. Tampoco soy de los que anda por ahí pasando juicio sobre la vida de los demás. Pienso que cada quien debe hacer lo que sea que le haga feliz, sin causar daños intencionales a terceros. Por eso no suelo dar opiniones ni entrar en debates religiosos, me parecen trillados, fútiles y hasta poco intelectuales. Hoy no haré la excepción, pero, si voy a opinar sobre mi percepción acerca de un hombre, un ser humano como otro cualquiera: Francisco el Papa, hijo de la tierra de Cortázar y Cerati. No sé si es buen religioso, la verdad es que no me importa. ¿Cuántos políticos abrazan la cruz y le hunden los clavos al pueblo? No conozco ningún político ateo, esa palabra no deja votos y ellos quieren ganar aunque les cueste el cielo; viven y gozan como les da la gana, si al final, con arrepentimiento profundo eres eximido responsabilidad, hasta un segundo antes de morir. Es curioso como en estos tiempos aquel dios duro y vengativo perdona los crímenes más atroces, con tan solo bajar la cabeza. No sé si es buen cristiano el porteño y tampoco me importa, porque yo no soy cristiano (creo que eso ya lo dije). Pero eso sí, debo decir sin que me preocupe equivocarme, que me parece un excelente ser humano: su forma de hablar, sus gestos, su conducta ante las personas; pero más importante (al menos para mí), su valor para señalar los truhanes dentro su institución.

          Tampoco creo en milagros, pero, si existieran, creo que Francisco ha sido bendecido con dos. El primero: es un hecho sobrenatural, el que un religioso de esa categoría, un Jefe de Estado, se atreva a enfrentar a la plana mayor del Vaticano y exigir la transformación de lo que todos pensábamos “intransformable”; que, a pesar del poder, la riqueza, los mega-beneficios y la comodidad que le representa su cargo, exige una transformación casi minimalista, que aleje la iglesia de los lujos y la ostentosidad que se gastaba. El segundo milagro, es mucho más simple, pero más inverosímil. El segundo fenómeno es que aún está vivo. Increíble que esos mismos granujas portentosos, a quienes persigue y denuncia Francisco (entre otras cosas por esquemas de corrupción y por toquetear niños en sus “partecitas”), no hubiesen pagado un buen profesional que le meta una bala entre los ojos; que lo empuje en la bañera, para que parezca un accidente; quizás algún venenillo en el café de la mañana, para que luzca como muerte natural, un infarto, después de todo, es un hombre mayor (dicen que lo del veneno, le pasó a Juan Pablo I).

           Debe estar algo loco ese Papa, al atreverse a hacer algo como eso. No importa el lugar ni la categoría ni el dogma ni la oficina de gobierno ni la clase social; no importa quien sea, respeto a los locos que a sabiendas de que hacen lo correcto, se enfrentan a los poderosos, sin que importen las consecuencias. Quienes me conocen saben que no soy ni me canto santo (todo lo contrario y mi madre no tiene la culpa), pero que trato de vivir mi vida siguiendo ese principio, sin que me importe el rango del truhán ni el calibre de presión del arma que empuña. También saben que no creo en deidades imaginarias (y lo digo otra vez). Que bueno que no tengo un angelito en mi hombro que me hable al oído, como hablan la mayoría de los religiosos fervorosos, con esa actitud de fascista de marrón y yunque, que tanto me recuerda a Donald Trump. Porque si lo tuviese les juro que me arrodillaría a orar con llanto apasionado, para pedir que me envíen a un diablillo que se pare al lado del angelito y que le pegue con fuerza en la boca, hasta que se calle o llore, lo que sea que venga primero. No creo que un ser humano necesite de padres ni hijos ni de espíritus santos, para hacer el bien. Creo que con un poco de sentido común y otro poco de respeto, se llega más lejos que midiendo a las personas por lo larga que tengan la fe, o por las veces que han leído un libro escrito hace siglos, que ha sido editado y enmendado por miles de personas que tenían algún interés particular en las enmiendas, y que nadie (ni siquiera los expertos del Vaticano) pueden garantizar que el texto sea igual al de los escritos originales.

          No sé si Francisco es buen Papa, no me interesan los asuntos eclesiásticos, pero sí parece tener buen sentido común y trascender el antiguo dogma de Biblia dura que tanto daño le ha hecho al mundo; todos oprimen y controlan, sin importar la denominación: católicos y protestantes (que son los peores), seguidos de cerca por musulmanes, judíos, scientólogos, mitas y todas las demás, son tantas… Y en todas sobra el fervor, pero falta el sentido básico de convivencia social. El discurso y expresión fundamentalista suele ser irrespetuoso e intolerante; igual que la política, cierra las vías de paso a las cosas que podrían unirnos y le lanza pólvora a la hoguera de las que nos separan. Y cuando alguien se queja del ataque opresivo religioso (al que llaman consejo), excusan sus actos condenatorios diciendo: “Estás equivocado, y tengo que educarte aunque no quieras”. Cuando lo que deberían decir es: “Perdóname por retrógrado y patéame en el culo”. Conozco narcotraficantes más bondadosos y caritativos que muchos sacerdotes, pastores, diáconos y otros tantos hermanos en la “fe”, que voltean el rostro ante el hambre, las injusticias y todo aquello que no les traiga beneficio. Una vez escuché un político electo, que se canta católico apostólico y romano, de los del Juan XXIII, con rosario en cuello y aspirante al Opus Dei, decir que una mujer que no parezca santa, es responsable de cualquier ataque que reciba de un hombre: “Ella se lo buscó por coqueta”. Sé que en estos tiempos, se les hace difícil creer algo así, pero créanlo porque es tan cierto como el que el sol salió esta mañana.

Bíblia-sangue

          No hiere el ego de mis no-creencias, el aceptar que un religioso como Francisco el Papa, tenga lo que entiendo que son cualidades excepcionales, que sólo tienen los verdaderos líderes. Tal vez el no pensar que “portarme bien” me llevará al cielo, me da la capacidad de ver más allá de las cortinas de acero dogmáticas que le tapan la visión a la mayoría (modestia aparte). Estoy seguro que no iré al cielo, porque creo que en el cielo sólo hay nubes, agua y aviones. Pero si resulta que me equivoco y toda esa mierda religiosa acaba siendo cierta, y resulta también cierto que Francisco es el falso profeta o el Anticristo, sin que me queda nada por dentro les digo, que, si Lucifer tiene tanto sentido común como su colega Francisco el Papa, pues que venga el infierno a la tierra cuanto antes, lo necesitamos.

foto_014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: